Que es ICP?


Diagnóstico

Diagnóstico de la Colestasis Intrahepática del Embarazo

La Colestasis Intrahepática del Embarazo se diagnostica por exclusión, es decir, previamente se deben descartar otras causas de insuficiencia hepática y colestasis, como la hepatitis viral, obstrucciones o estenosis biliares o hepatitis autoinmune, entre otras. Independientemente de la razón del aumento de ácidos biliares, se debe seguir el tratamiento para reducir los riesgos en el embarazo.

Ácido Biliares Séricos

Actualmente la prueba más sensible para detectar ICP es la prueba de ácidos biliares en suero. Se le conoce como ácidos biliares totales, sales biliares o sales de ácidos biliares. Algunas investigaciones relacionan los niveles elevados de ácidos biliares con riesgos para el bebé por nacer. Un extenso estudio realizado sobre una población sueca, reveló que los ácidos biliares por encima de 40 µmol/L representan un mayor riesgo de parto prematuro, además de dificultad respiratoria y presencia de meconio en el líquido amniótico. Otros estudios llevados a cabo en la misma área también encontraron una correlación entre niveles elevados de ácidos biliares y dificultad respiratoria. Un extenso estudio de una población estadounidense mostró, que la Colestasis Intrahepática del Embarazo de nivel`moderado, (definida, para los fines del estudio, como ácidos biliares entre 20-40 µmol/L) supuso el mismo riesgo de complicaciones fetales que la Colestasis Intrahepática del Embarazo de nivel severo (por encima de 40 µmol/L), pero que, en ambos grupos las tasas de complicaciones fueron muy bajas con tratamiento.

Los ácidos biliares por encima de 10 µmol/L indican ICP. Muchos médicos no dan el diagnóstico en cuanto a si los ácidos biliares no están elevados; pero algunos médicos y especialistas pueden llegar al diagnóstico basándose únicamente en síntomas compatibles con el trastorno o niveles elevados en pruebas de función hepática. Puede ser que algunos médicos que no sean especialistas no estén familiarizados con la prueba de ácidos biliares, por lo tanto, puede ser necesario solicitarla por su nombre. En la mayoría de los casos, los resultados de esta prueba tardan entre 5 y 10 días ya que suelen enviarse a laboratorios especializados. Esto debe tomarse en cuenta cuando la Colestasis Intrahepática del embarazo aparece en la fase final del mismo.

Los ácidos biliares no parecen ser la causa de la comezón en la Colestasis Intrahepática del Embarazo. Ha sido documentado que los niveles de ácidos biliares no tienen correlación con la intensidad de la comezón que experimenta la persona. Sin embargo, el prurito se correlaciona con el nivel de otra sustancia química que se eleva durante ICP, pero no se puede analizar con la configuración de un laboratorio convencional, (esta substancia química se conoce como LPA o ácido lisofosfatídico) Debido a esto, es posible que los ácidos biliares se mantengan normales durante semanas o incluso meses luego de que comienza la picazón o comezón. Si el resultado de la prueba inicial es normal, pero continúan los síntomas, las pruebas deben repetirse cada semana o dos, durante el tiempo que los síntomas persistan.

Vea un ejemplo de resultados y rangos de referencia para un análisis de sangre de ácidos biliares.

Pruebas de Función Hepática (o Panel Metabólico Completo)

Aproximadamente el 60% de las mujeres que padecen de Colestasis Intrahepática del Embarazo tendrán elevados los niveles en las funciones hepáticas durante este periodo. Un panel de función hepática normal no confirma ni descarta el trastorno; sin embargo, los resultados de estas pruebas tardan horas, en lugar de días, por lo cual su médico accederá a la información rápidamente. Cuando las funciones hepáticas tienen niveles elevados, éstos pueden estar elevados antes de que los ácidos biliares estén a este mismo nivel, o después, o al mismo tiempo. En este conjunto de pruebas se analizan muchos componentes. Con respecto a la Colestasis Intrahepática del Embarazo, los que cabe destacar son los siguientes:

    • La Alanino aminotransferasa (ALT o GPT) es la más sensible de las funciones hepáticas para el diagnóstico de la Colestasis Intrahepática del Embarazo, seguida por la Aspartato aminotransferasa (AST o GOT). Si una o ambas están elevadas, esto puede indicar que tienes ICP. Algunos médicos realizan el diagnóstico basándose solamente en la elevación de estas enzimas hepáticas, ambas de las cuales se producen cuando se dañan las células del hígado.
    • La elevación de la ALP/ FA (Fosfatasa alcalina) por sí misma no indica Colestasis Intrahepática del Embarazo. Esta enzima hepática es menos específica del hígado, y es un sub-producto de la formación de huesos como así también, es producida por la placenta. En cualquier embarazo es normal la elevación de esta enzima.
    • La Bilirrubina se encuentra elevada en una pequeña minoría de casos (se estima que en menos del 10%). La bilirrubina elevada también puede producir ictericia. Cuando hay elevación en la bilirrubina, generalmente es moderada.
    • La elevación de la Gamma glutamil transpeptidasa (GGT) es poco frecuente.
    • Las pruebas de función hepática o panel metabólico completo incluyen otras pruebas que no son específicas de la Colestasis Intrahepática del Embarazo, pero si presentan resultados anormales, puedes consultar con tu médico qué es lo que pueden indicar en tu caso.

    Vea un ejemplo de resultados y rangos de referencia para un análisis de sangre en la Función Hepática.

    Entendiendo el carácter inusual de la Colestasis Intrahepática del Embarazo

    Dado que la Colestasis Intrahepática del Embarazo es una enfermedad rara (en Estados Unidos una enfermedad rara se define como aquella que afecta a menos de 200.000 estadounidenses en un momento dado, mientras que se estima que la ICP afecta aproximadamente a 6.000 estadounidenses por año), algunos médicos pueden no tener un conocimiento práctico de la enfermedad. Tu médico puede no conocer la enfermedad y si él o ella la conoce, puede no saber mucho sobre ésta o hasta puede tener conceptos erróneos acerca de ICP. Hace algún tiempo, la Colestasis Intrahepática del Embarazo o ICP era considerada una enfermedad benigna, que no suponía un riesgo para el bebé, y algunas personas pueden seguir considerándola como tal. Tal vez sea necesario que lleve material educativo a su cita con su médico para ayudarle a aprender más. Imprima el material y compártalo con su médico en lugar de mencionar que encontró la información en Internet. Por ser una enfermedad tan poco frecuente, puede ser que su médico al principio no esté del todo convencido de que usted la esté padeciendo. Prepárese para el escepticismo y no le de mucha importancia, siempre y cuando su médico esté dispuesto a hacer las pruebas correspondientes.

    Si su médico se resiste a aprender más acerca de esta enfermedad o si él o ella no están dispuestos a pedir las pruebas de ácidos biliares, tal vez sea el momento de buscar una segunda opinión.

    SMFM localizador médico